Este verano, precaución con las altas temperaturas en el interior de tu vehículo

Y, de pronto, llegó EL CALOR. No, no vamos a daros la brasa con el cambio climático pero sí a recordaros que cuando el sol aprieta no debemos dejar a niños, mayores o mascotas en el interior del coche mientras hacemos recados. Cuando un termómetro al sol marca los 35º centígrados, el interior de tu vehículo puede alcanzar con facilidad los 50º, así que ¡ojo!

Un estudio realizado en 2015 por el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) en colaboración con el Automóvil Club Suizo (TCS) expone los riesgos ocasionados por las altas temperaturas que se alcanzan en el interior de los vehículos sometidos directamente a la radiación solar durante los meses de verano –vamos, lo que le ocurre al típico coche aparcado a pleno sol un julio cualquiera– advirtiendo que permanecer dentro de un vehículo cerrado empieza a ser peligroso cuando la temperatura interior supera los 40º.

Niños y mayores resultan especialmente vulnerables en situaciones de temperatura extrema, ya sea por el menor desarrollo de su aparato respiratorio o por los achaques propios de las edades más avanzadas. Hay que tener en cuenta que, en el interior de un coche cerrado, la temperatura puede incrementarse en 10º respecto al exterior en cuestión de pocos minutos y dejar las ventanas un poco abiertas no es suficiente para mantener el interior fresco, esto sólo disminuye la sensación de calor en 2º centígrados.

Infogafría explicativa de los riesgos de dejar a un bebé encerrado en un auto durante el verano
Las mascotas son igualmente vulnerables –si no más– a los golpes de calor ya que, a diferencia de las personas, no disponen de un mecanismo de sudoración que les facilite refrigerar su cuerpo. Así que debemos pensárnoslo dos veces antes de dejar encerrado en el coche a nuestro perro (o gato, aunque resulta menos común) en pleno verano esos «5 minutitos de nada» que tardamos en comprar el pan. Ellos… ¡nunca lo harían! 😉

Consejos y trucos

Aunque algunos suenen de perogrullo, no está de más recordar que…

  • Tenemos que estar el menor tiempo posible dentro de un vehículo parado expuesto directamente al sol.
  • Antes de iniciar un viaje, debemos ventilar bien el coche para que entre aire fresco bajando las ventanillas y dejando que el aire circule por los conductos de ventilación. Incluso aunque contemos con aire acondicionado es recomendable esta práctica para expulsar el aire caliente del circuito de refrigeración del vehículo.
  • Hablando de aires acondicionados: las diferencias significativas de temperatura pueden ocasionar resfriados y malestar general, así que conviene no abusar del aire acondicionado. Refrescar sí, pero en su justa medida. La diferencia de temperatura entre un vehículo climatizado y el exterior no debería de suponer un cambio brusco.
  • El parasol bien puesto reduce de forma significativa el calor acumulado en el salpicadero –que puede llegar a quemar– y ayuda a rebajar hasta en 11º la temperatura interior del vehículo.
  • Si tenemos un coche oscuro, es interesante saber que la pintura negra absorbe calor hasta alcanzar 20º más que la pintura blanca. Según el estudio anteriormente mencionado, después de haber expuesto vehículos de ambos colores a la radiación solar durante una hora, el coche de color negro alcanzó los 80º mientras que el de color blanco rondó los 63º.

Así que ya sabéis: Cuidado con el sol, las altas temperaturas y los coches mal ventilados. Ahora, ¡a disfrutar del verano!

Publicado en Noticias Etiquetado con:
0 Comentarios en “Este verano, precaución con las altas temperaturas en el interior de tu vehículo
1 Pings/Trackbacks para "Este verano, precaución con las altas temperaturas en el interior de tu vehículo"
  1. […] echadle un vistazo a los consejos que dábamos hace un par de años en este otro artículo: Este verano, precaución con las altas temperaturas en el interior de tu vehículo y a esta completa guía de la Fundación Mapfre sobre los niños y los golpes de calor en el coche: […]